Alemania pone en evidencia a Irlanda (1-6)
Follow us on...
Follow us on Twitter Follow us on Facebook Watch us on YouTube
Registrarse
🤖 DragonBot Actualizaciones Diarias Entra aquí 🤖
📢Para poder PUBLICAR TEMAS los USUARIOS NUEVOS necesitan 10 comentarios
📢 Convocatoria Staff WorldHack 2018 | Vacantes Habilitadas 👮
Resultados 1 al 1 de 1
  1. #1
    Usuario Premium Logros:
    SocialRecommendation First ClassVeteran10000 Experience Points

    Fecha de ingreso
    Oct 2012
    Ubicación
    Colorado
    Mensajes
    134
    Mentioned
    0 Post(s)
    Etiquetado
    0 Thread(s)

    Alemania pone en evidencia a Irlanda (1-6)



    La selección alemana zanjó las dudas que pesaban sobre el equipo y dejó atrás su supuesta depresión destrozando con seis goles a Irlanda (1-6) en su tercer partido de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, lo que la sitúa con nueve puntos como líder del Grupo C junto a Suecia.

    Los hombres que dirige Joachim Loew llegaban a Dublín con los ecos de las críticas recibidas en su país tras la eliminación en semifinales en la Eurocopa y, sobre todo, por la clara derrota en el reciente amistoso contra Argentina.

    Pero resultó que la "Mannschaft" sufría simplemente un ligero bajón de ánimos, nada grave, y que el verdadero enfermo es el combinado que dirige el italiano Giovanni Trapattoni.

    Dos goles de Marco Reus en una primera parte dominada totalmente por Alemania actuaron como una válvula de escape para que en el segundo acto se sumasen a la fiesta Mesut Oezil, quien marcó de penal, Miroslav Klose y Toni Kross con otro doblete.

    Depresión irlandesa
    El caso es que, a pesar de contar con tres puntos tras la gris victoria frente a Kazajistán (1-2) el pasado mes, Irlanda no se ha recuperado aún de las derrotas sufridas en el torneo continental a manos de Italia, Croacia y, sobretodo, España. Ni de la pobre imagen que ofreció.

    Ni siquiera el gol de la honra, marcado en el minuto 92 por Andrew Keogh de cabeza a la salida de un córner, levantó el ánimo de una hinchada local que llenó prácticamente el Dublin Arena desde su remodelación hace dos años para ver a su selección.

    Tras el partido de España en la Eurocopa, a Trapattoni le habían pedido sus jugadores que cambiase el tradicional 4-4-2 por un 4-5-1 para frenar a los centros del campo de posesión y toque.

    Y así lo hizo el técnico italiano, quien colocó en punta al corpulento Jonathan Walters ante la baja por lesión de su capitán y máximo artillero, Robbie Keane, al tiempo pobló la media para tratar de parar a Oezil, la mayor pesadilla "verde" durante el primer acto.

    El problema es que Irlanda, presa del pánico, se echó atrás y entregó el balón al rival, mientras que cuando atacaba no era capaz de mantener el balón en una media donde Sami Khedira era el amo y señor.

    Como antaño, los balones largos a Walters y alguna escaramuza por la banda del habilidoso extremo Aidan McGeady, bien tapado por Marcel Schmelzer, fueron los únicos recursos atacantes de los locales.

    Mientras, Alemania trataba con paciencia abrir brecha en una defensa local de circunstancias por las ausencias de los centrales Richard Dunne y Sean St. Ledger. El desajuste defensivo quedó de manifiesto cuando el lateral John O'Shea, hoy central, se hizo un lío con el balón en el área y permitió el robo de Marco Reus, a quien se vio obligado a agarrar cuando encaraba ya a Kieren Westwood.

    Dos minutos después, el propio Reus quiso dejar claro que no estaba para bromas. Bastian Schweinsteiger colgó un centro inofensivo a la olla y Reus apareció para rebañar el balón el área pequeña y batir al meta irlandés.

    Era la primera de las dos píldoras antidepresivas que Reus le administró a su equipo en este primer acto, ya que dos minutos después culminaba un contraataque lanzado por Oezil ajustando al palo izquierdo de Westwwood una asistencia de Jerome Boateng.

    Con todo perdido, Trapattoni dio entrada en la segunda parte a otro delantero Shane Long para cambiar a un 4-3-3 que resultó ser un suicidio.




    Con Khedira también sustituido al comienzo de la segunda mitad por Toni Kroos, Alemania ganó más poder ofensivo y comenzó a hurgar en la herida irlandesa.

    Oezil transformó en el minuto 58 un penal provocado sobre Klose y el propio delantero teutón se encargó tres minutos después de anotar su gol número 65 con la elástica nacional, a tres de la marca del legendario Ger Muller.

    Kroos cerró lo que parecía iba a ser un "set" en blanco para los visitantes con dos zapatazos desde fuera del área, antes de que Keogh, ya con el tiempo cumplido, marcase el gol de la honra irlandesa.


    fuente: fifa.com


  2. # ADS
    Circuit advertisement Alemania pone en evidencia a Irlanda (1-6)
    Fecha de ingreso
    Always
    Ubicación
    Advertising world
    Mensajes
    Many
     

 

 

Lista de Usuarios Etiquetados

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
➡️Foro Developer ➡️Game3Dover